Los argentinos sacrifican vacaciones, Internet e incluso alimentos a medida que se intensifica la crisis económica

28 de septiembre a las 6:00 a.m.

 Elsa Acevedo es la cocinera en una “cocina comunitaria” subsidiada por el gobierno en un barrio marginal de las afueras de Buenos Aires. En un día reciente, estaba preparando un guiso de pollo y arroz en una enorme olla de aluminio. La instalación sirve almuerzos gratis tres veces por semana para complementar las dietas de alrededor de 80 personas en el vecindario, la mayoría de ellos jóvenes. Pero a medida que la agitación económica de Argentina se intensifica, ya no es suficiente.

“Los niños vinieron ayer sosteniendo sus platos, pero no estábamos sirviendo”, dijo.

La tercera economía más grande de América Latina está siendo azotada por el aumento de la inflación y una caída de su moneda, el peso, que perjudica a todos, desde los trabajadores que reciben menos trabajo hasta los profesionales que enfrentan facturas de tarjetas de crédito con crecientes tasas de interés.

LEER NOTA COMPLETA

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta desde Inversiones en el Mundo
Send via WhatsApp