Educación Financiera, Trading y Análisis de Mercados Globales
Tipos de ingresos

Tipos de ingresos

Nuestros ingresos serán el origen de todo y determinarán nuestro futuro financiero. Es importante comprender los diferentes tipos de ingresos que podemos generar ya que será imposible pensar en ahorro e inversión sin tener alguna fuente de ingresos inicial.

Para comenzar debemos considerar que en la actualidad todos los trabajos que existen tienen riesgo de desaparecer, es decir, debemos olvidarnos del “trabajo seguro”, no existe. Por lo tanto, depender de una sola fuente de ingresos resulta un riesgo altísimo para nuestras finanzas personales.

Independientemente de lo significativos que sean tus ingresos, si provienen de una sola fuente, los mismos pueden acabarse por cuestiones políticas, económicas, tecnológicas, sociales, de la globalización, etc. Ser conscientes de este punto es el primer paso para avanzar en la generación de más de una fuente de ingreso.

Ingresos activos

El primer tipo de fuente de ingresos que analizaremos se denominan “ingresos activos”. Los mismos requieren un esfuerzo “activo” y directo de nuestra parte para cumplir con alguna tarea específica. El ejemplo más común es el salario que recibimos cuando trabajamos en relación de dependencia. Uno trabaja dedicando tiempo y esfuerzo a cambio de un monto determinado de dinero que puede ser un ingreso mensual, semanal, quincenal, etc.

La mayor desventaja de este tipo de ingresos es que son limitados. Nosotros contamos con una determinada cantidad de tiempo y de esfuerzo que podemos dedicar a una determinada tarea, cuando esto se agota, el ingreso no puede incrementarse más.

Ingresos pasivos

Lo más interesante del tipo de ingresos “pasivo” es que no requerirán de nuestra dedicación exclusiva de manera directa. Por supuesto que alguna dedicación inicial será necesaria para comenzar, pero una vez que comienza a funcionar, sólo requieren un mínimo de nuestra presencia, tiempo y esfuerzo.

La mayor ventaja de los ingresos pasivos es que son ilimitados. No estaremos intercambiando tiempo por dinero como en el caso anterior, porque incluso mientras dormimos podemos estar recibiendo ingresos pasivos. Nos permitirán escalarlos, gracias a la globalización, la tecnología nos permite ampliar nuestro negocio de maneras inimaginables con una mínima infraestructura inicial. Por último, podemos convertirlos en recurrentes mediante suscripciones periódicas.

Algunos ejemplos de ingresos pasivos son los alquileres de inmuebles, los derechos de propiedad intelectual, dividendos de acciones, venta de bienes y servicios online, etc.

Ahora te preguntarás ¿cómo puedo crear una fuente de ingresos pasivos? Veamos paso a paso.

Guía para crear tu propia fuente de ingresos pasivos

  • 1) Identificar tu pasión: Parece algo simple pero suele ser complejo, no estamos hablando de “salir con amigos” o “pasar tiempo en familia”, si eso te apasiona es fantástico. Sin embargo, lo que buscamos es una actividad que pueda tener salida profesional y por sobre todas las cosas que te fascine la idea de hacerlo aunque no te pagaran.
  • 2) Ser referente en aquello que te apasiona: Este segundo paso consiste en estudiar e investigar todos aquellos recursos disponibles que te permitan comprender a fondo aquella actividad que amas hacer, especializarte y llegar a ser una autoridad en la materia.
  • 3) Monetizar tu pasión: Crea un activo (producto o servicio) que resuelva algún problema a las personas, cuanto más ayudes a la gente y más alcance tenga tu activo, más dinero recibirás.

Como verás, parecen “tres simples pasos” pero la realidad es que cada uno requiere tiempo, esfuerzo y dedicación de tu parte. Recuerda que será sólo al inicio, luego requerirá lo mínimo de tu esfuerzo y recibirás cada vez más dinero mientras duermes.

Te esperamos en Twitch y Youtube. Sumate al grupo VIP de Discord y a nuestros grupos de Telegram!

Fuentes:

Aviso Legal

Inversiones en el mundo deslinda cualquier tipo de responsabilidad y/o acciones que puedan derivar de la malinterpretación de lo vertido por este medio. La información brindada por este medio no debe ser tomada como un asesoramiento y/o recomendación, adquisición, transacción, estímulo, compra-venta, negociación, especulación a invertir en instrumentos financieros y/o similares.

El contenido y los comentarios aquí difundidos sólo tienen una mera finalidad educativa e informativa. No deben ser considerados como consejos o recomendaciones para invertir “dinero real”. Por ello, siempre aconsejamos practicar con una cuenta demo con “dinero virtual” (ficticio) para aprender y de ese modo lograr (a largo plazo) realizar decisiones propias.