Cardano

Proyecto Cardano

Cardano es considerada la Blockchain de tercera generación, detrás de Bitcoin (primera generación) y Ethereum (segunda generación). El proyecto de Cardano consiste en una plataforma de transacciones de código abierto que ofrece escalabilidad y seguridad pretendiendo resolver los problemas de la industria criptográfica actual. Principalmente, que Bitcoin es demasiado lento y rígido, y Ethereum no es seguro ni escalable.

Mediante una arquitectura diseñada por capas, flexibiliza y facilita el mantenimiento del sistema, permitiendo actualizaciones. Asimismo, las empresas que quieran construir basándose en la plataforma Cardano, aprovecharán la separación por capas para adaptar el diseño, privacidad y ejecución de sus contratos a cada caso específico.

El enfoque principal del proyecto es lograr que la tecnología sea segura, flexible y escalable para poder dar soporte a millones de usuarios de todo el mundo: personas físicas, organizaciones, empresas y gobiernos. Tiene un fuerte enfoque en la sostenibilidad, la escalabilidad y la transparencia.

Objetivos del Proyecto Cardano

Uno de sus principales objetivos es ofrecer una infraestructura inclusiva, justa y resiliente para aplicaciones financieras y sociales a escala global. Esto permitiría brindar servicios financieros confiables y seguros a aquellas personas que actualmente no tienen acceso.

Criptomoneda ADA

Previamente una de las mayores debilidades de Blockchain para resolver problemas de servicios financieros en mercados emergentes era hacer frente a los factores regulatorios. Con Cardano, los desarrolladores además de desarrollar cualquier DApp o transacciones financieras usando la CSL o la CCL, podrán aprovechar el pleno cumplimiento y el bajo costo de KYC, y así llegar a miles de millones de personas no bancarizadas.

Una de las principales innovaciones de la plataforma de Cardano es la posibilidad de equilibrar las necesidades de los usuarios con la de los reguladores. Si consiguen combinar esa privacidad con regulación será un hito histórico. La visión del equipo de Cardano es que este nuevo estilo de computación regulado conseguirá una mayor inclusión financiera, proporcionando un acceso abierto a cualquier servicio financiero.

Token ADA – Cardano

Cardano y las token de ADA están diseñadas para asegurar que los propietarios puedan participar en el funcionamiento de la red. Debido a esto, los que poseen la criptomoneda tienen derecho a votar sobre cualquier cambio propuesto en el software.

Según el proyecto, mediante un protocolo de punto de venta (PoS por sus siglas en inglés), conocido como Ouroboros, Cardano se mantiene segura, “ambientalmente sostenible y verificable”. Asimismo, utiliza sustancialmente menos energía, afirmando que es cuatro veces más eficiente energéticamente que Bitcoin. Los usuarios obtienen el mismo nivel de seguridad que cuando usan Bitcoin, pero obtienen mayor velocidad y capacidad de operativa, gracias al PoS. Ouroboros, en lugar de usar electricidad para resolver los problemas matemáticos, selecciona un nodo para formar un nuevo bloque con una probabilidad proporcional a la cantidad de tokens mantenidos en el nodo. En general, el objetivo de Ouroboros es lograr un crecimiento sostenible y ético.

Lenguaje de programación

Cardano emplea un lenguaje de programación conocido universalmente, llamado Haskel, el cual es ampliamente aceptado para garantizar la inversión. Esto ayuda a escribir código de programación de manera más precisa, lo que hace que sea más seguro y confiable. Ethereum emplea Solidity, un lenguaje de alto nivel con una sintaxis muy parecida al JavaScript.

El proyecto asegura que toda la tecnología desarrollada atraviesa un proceso de investigación hecho por usuarios de la red, lo que significa que las ideas audaces pueden ser cuestionadas antes de ser validadas. Según el equipo, este rigor académico ayuda a que la cadena de bloques sea duradera y estable, aumentando la posibilidad de que se pueda anticipar cualquier problema.

Cardano pretende convertirse en una internet de Blockchain, haciendo posible que todas las criptomonedas coexistan y se conviertan entre sí sin intermediarios. También permitirá a los usuarios adjuntar metadatos a sus transacciones, lo que hace que la red sea más amigable para los bancos y los gobiernos.

Sigue leyendo Mundocripto

Fuentes: