Instrumentos de inversión

Instrumentos de inversión financiera

En esta oportunidad vamos a analizar las diferentes opciones que tenemos a la hora de invertir nuestro capital. Los instrumentos de inversión financiera tienen sus particularidades en cuanto a riesgo y beneficios asociados. Es importante conocer cada uno de ellos a fondo antes de tomar una decisión.

  • Renta fija: Consiste en valores negociables que emiten instituciones públicas o empresas privadas con la particularidad de que se puede estimar de forma anticipada el retorno a recibir y la fecha de vencimiento pactada. Los emisores estarán obligados a pagar el monto estipulado en el período acordado. Este tipo de instrumentos de inversión suelen utilizarse para preservar el capital y obtener un rendimiento más predecible. Sin embargo, cabe destacar que no están exentos de riesgo y que su rentabilidad puede diferir de lo previsto inicialmente en base a las condiciones del documento y a la solvencia del emisor. Como ejemplos podemos considerar los bonos, letras del tesoro u obligaciones emitidas por los gobiernos. En el caso de las empresas nos encontraremos con documentos como pagarés u obligaciones negociables.
  • Renta variable: La característica principal de este tipo de instrumento es que al momento inicial de su adquisición no es posible conocer el rendimiento futuro, ni se encuentra garantizada la devolución del capital inicial. Esto incrementa considerablemente el nivel de riesgo que debemos asumir. El ejemplo más común es el de la compra de acciones, invirtiendo en las mismas podemos obtener rendimientos mediante dos posibilidades: incremento de su valor y/o cobro de dividendos. Lo que buscaremos para maximizar los resultados son empresas que tengan proyección positiva de crecimiento a futuro y que paguen dividendos de forma periódica a sus accionistas.
  • Fondos de inversión: son instrumentos financieros que concentran los diversos aportes de un grupo de inversores que han decidido suscribir cuotapartes e invertir cierta cantidad de dinero de forma conjunta. Dependiendo de los activos que lo componen podremos encontrar fondos monetarios, de renta fija, de renta variable, mixtos, de gestión pasiva, entre otros. Los Exchange Traded Funds (ETF) son fondos indexados cuyo objetivo principal es replicar la evolución del índice en que se basan. Podemos encontrar diferentes tipos de ETF (apalancados, de seguimiento de la evolución del mercado, de naturaleza inversa, etc.) que nos otorgan un amplio abanico de posibilidades de acceso al mercado.
  • Índices: Instrumentos formados por un conjunto de activos que reúnen determinadas características. Se utilizan como medida de referencia para conocer su evolución y hacer análisis comparativos con nuestros portafolios de inversión evaluando así su rendimiento. Asimismo, los índices pueden ser un gran instrumento de inversión para evitar la tarea de seleccionar determinados activos del conjunto y obtener la diversificación del grupo completo. Los índices de referencia más conocidos son el SP500 y Nasdaq100.
  • Divisas: Es el mercado financiero que más transacciones registra, el de mayor liquidez del mundo. El intercambio de monedas sólo cierra los fines de semana, está abierto las 24 horas y se ve afectado principalmente por factores políticos y económicos. Entre los principales pares de divisas de negociación encontramos al EUR/USD, USD/JPY, GBP/USD.
  • Criptomonedas: Tipo de divisas en formato virtual, la descentralización es su característica principal. No están sujetas a ninguna empresa o gobierno que pueda controlar su funcionamiento, el mercado está abierto las 24 horas los 365 días del año. Los costos y la velocidad de transacción se reducen considerablemente, debido a la tecnología blockchain con la que fueron creadas, sin ningún tipo de intermediarios. Su volatilidad es extrema por lo que se consideran productos de inversión de alto riesgo. Como ejemplos podemos citar al Bitcoin y Ethereum dentro de las principales divisas virtuales.
  • Materias primas: Se trata de insumos destinados a la elaboración de productos de uso comercial, también conocidos como commodities o productos básicos. Además de comprarlo en forma física, pueden adquirirse mediante fondos de inversión, ETF o futuros. Algunos ejemplos son el oro, plata, litio, trigo, maíz, cebada, petróleo, carbón, etc.
  • Derivados: Como su nombre lo indica, el valor de este tipo de instrumentos deriva de la evolución de otros activos como pueden ser índices, acciones, materias primas, etc. Estos activos sobre los cuales se crean los derivados se denominan activos subyacentes. Grandes instituciones los utilizan con el objetivo de reducir el riesgo mediante operaciones de cobertura. Como ejemplos de instrumentos derivados podemos citar los futuros, opciones, warrants, forwards, swaps y cfds.

Te esperamos en Twitch y Youtube. Sumate al grupo VIP de Discord y a nuestros grupos de Telegram!

Fuentes:

Aviso Legal

Inversiones en el mundo deslinda cualquier tipo de responsabilidad y/o acciones que puedan derivar de la malinterpretación de lo vertido por este medio. La información brindada por este medio no debe ser tomada como un asesoramiento y/o recomendación, adquisición, transacción, estímulo, compra-venta, negociación, especulación a invertir en instrumentos financieros y/o similares.

El contenido y los comentarios aquí difundidos sólo tienen una mera finalidad educativa e informativa. No deben ser considerados como consejos o recomendaciones para invertir “dinero real”. Por ello, siempre aconsejamos practicar con una cuenta demo con “dinero virtual” (ficticio) para aprender y de ese modo lograr (a largo plazo) realizar decisiones propias.