Finanzas Descentralizadas

Finanzas Descentralizadas

DeFi es la abreviatura de Finanzas Descentralizadas, término utilizado para definir un software financiero mediante el cual se intercambian activos digitales. El funcionamiento de DeFi es posible gracias a las tecnologías de blockchain y Ethereum.

Consiste en un smart contract (o una serie de ellos) que tiene la capacidad de manejar dinero de forma autónoma y una aplicación descentralizada (DApp) que nos permite interactuar con dicho contrato inteligente de forma sencilla. Todo ello ejecutándose sobre la blockchain, donde cada acción queda grabada de forma permanente e inalterable.

DeFi se inspira en la tecnología que está detrás de la moneda digital Bitcoin porque la cadena de bloques permite que varias entidades tengan una copia del historial de transacciones, lo que significa que no está controlada por una única fuente central. Esto es importante ya que los sistemas financieros centralizados pueden controlar todos los aspectos de las transacciones. La blockchain cuenta con la capacidad de generar ecosistemas autosostenidos sin la necesidad de un ente central que los regule.

Finanzas Descentralizadas
Finanzas DeFi

Actualmente las DeFi se expanden a mercados que van más allá de lo netamente financiero, permitiendo algo tan importante como no tener todos nuestros activos bajo un solo ente centralizado.

Por el momento, la gran mayoría de los intercambios de bienes y servicios están controlados por alguna entidad. Eliminar a los intermediarios de todo tipo de transacciones es una de las principales ideas de las DeFi. Su objetivo es ofrecer toda una serie de servicios construida sobre una infraestructura descentralizada que permita la interacción del usuario con la plataforma directamente, dejando atrás a los intermediarios y disminuyendo a su vez las comisiones. Esto se logra a través de DApps mediante las cuales ofrecen estos servicios manteniendo el foco en la seguridad, la privacidad y la confianza del sistema.

Protocolos DeFi

Los protocolos creados en DeFi son abiertos, de código open source. Esto significa que es posible auditar su código por cualquier persona con habilidades de programación. Se basan en operaciones p2p, donde los intervinientes en estos protocolos realizan operaciones directamente entre pares, sin una autoridad central que haga de intermediario y en un entorno semi anónimo, donde se pueden conocer las operaciones asociadas a una cuenta, con total transparencia, pero no la persona que lo realiza.

Muchos creen que DeFi es el futuro de las finanzas y que invertir en la tecnología disruptiva de forma temprana podría conducir a ganancias masivas. Pero debemos tener en cuenta que el riesgo es muy elevado. Es difícil separar los proyectos que tienen mayor probabilidad de prosperar de los que no, requiere profundo análisis y dedicación. Muchas aplicaciones DeFi han desaparecido provocando grandes pérdidas a sus inversores. Además, los bugs de DeFi siguen siendo, por desgracia, muy comunes. Incluso protocolos auditados muy conocidos han sido hackeados.

Asimismo, nunca faltan los estafadores, que aprovechan todas las oportunidades que se presentan en las criptomonedas. Se han observado múltiples casos de estafas de salida y proyectos totalmente fraudulentos en DeFi. Si bien hay oportunidades de hacer mucho dinero en estas plataformas, también hay peligros ocultos de los que los inversores deben cuidarse.

Finanzas Descentralizadas vs. Centralizadas

Como ya habrás imaginado, las grandes empresas no quieren perder el control que actualmente tienen, como por ejemplo los bancos. Por este motivo, en contraposición encontraremos las CeFi. Las mismas son justamente sistemas de Finanzas Centralizadas basadas también en blockchain.

Sin dudas obtendrás los mejores rendimientos en DeFi dado el riesgo que trae asociado, pero deberías considerar diversificar tu capital en un Exchange centralizado. Será más seguro y estable, aunque las recompensas no van a ser tan grandes.

En conclusión, como toda nueva tecnología, DeFi es demasiado joven y experimental. Todavía tiene mucho por desarrollar, probar, ajustar, y en ese camino puede haber fallas. Considere prepararse para lo peor, esperando lo mejor. Busque información por sus propios medios, evalúe los riesgos, analice las ventajas y desventajas de cada plataforma y proyecto en particular. No olvide diversificar su capital y nunca invierta ahorros que no esté dispuesto a perder.

Seguí leyendo: PancakeSwap – Plataforma DeFi

Seguinos en nuestro canal de Twitch y Youtube.

Fuentes: